content top

El qué, cómo, quién, dónde y cuándo de l...

Cuando yo comencé en esto de la comunicación corporativa, la primera tarea objeto de mis desvelos fue diseñar, redactar y promocionar una revista de arte a la que bauticé como Aspasia. Era el año 1995 y como en la facultad aprendimos a maquetar a golpe de tipómetro, si la directora de la galería te decía que una revista no se maquetaba con QuarkXPress sino con Illustrator, pues...