content top

Infoxicación: la tiranía de la abundanci...

Yo era de las que me encadenaba al cable del teléfono fijo. Como estaba anclado en el pasillo, lograba deshacer los rizos tensando la cuerda y escondiéndome detrás de la puerta del baño, que era la más cercana. Tenía conversaciones que duraban fácilmente 2 horas sobre cualquier cosa. Con la cartas seguía un ritual similar. Quizás con un ápice más de ansiedad porque llegaban...