content top

El disfraz de tu sonrisa

No me sonrojo al confesar que esta mañana de domingo ojeo el catálogo de Ikea con objeto de no asfixiarme ante el desánimo por leer la prensa. Entonces veo las imágenes y siento náuseas ante ese optimismo forzoso al que nos están condenando a vivir. Si algo positivo tiene encontrarse con libros como Smile or Die, de Barbara Ehrenreich, es la sensación de alivio y libertad al...