content top

Filias

  Tenía 16 años cuando juró que si su abuela sobrevivía, no volvería a masturbarse. Candela cumplió su promesa con vocación durante todo el mes de febrero. Un largo paseo en bici y revivir las palabras de la Madre Antonia conseguían solazar su mente. Así prosiguió hasta que yo, el más popular del instituto según sus allegadas, comencé a interesarme por ella. Sus...

Los sueños que habito

Los sueños que habito
Hay noches en las que mis párpados me narran historias futuras. Son esos momentos – cuando el silencio no pesa y el cansancio de la jornada apenas ha llamado a la puerta- los instantes que eliges para asomar la cabeza por debajo de la cama. Mi marido no sabe que te contoneas entre las sombras desnudas para susurrarme palabras al oído. Y los niños suelen dormir tan...