content top

Esa anomalía llamada vida

Esa anomalía llamada vida
En Buenas razones, una de las historias que abre El trigo que cae, el primer libro de cuentos de Xenia García, una mujer que lo tiene todo y que en consecuencia debería ser feliz se abandona con insospechado deleite a oír canciones tristes. Los personajes que habitan este volumen, publicado por la editorial Talentura, se buscan a sí mismos por caminos no siempre paralelos a la...

Silencios, clávale un tenedor, compases,...

Silencios, clávale un tenedor, compases, palabras y El trigo que cae
Yo quería ser artista, pero en un escenario sin testigos; hacer vibrar con zapatos de bailaora el suelo. Crear música, sin temor a resquebrajar muchas expectativas. Entre compás y compás, los silencios. Silencios. Yo quería ser artista y no quería hacer la comunión. Pensaba que los pecados se cantaban y bailaban en público, como las bulerías, delante de familiares y compañeros...

El trigo que cae germina en Caótica

El trigo que cae germina en Caótica
“La hemos liado, me digo. La hija de tu novia no puede oler tus calzoncillos como la que huele una fruta madura sin que se líe”. “La sencilla vida del pez lofiforme” (El trigo que cae, Talentura 2017)   Muchísimas gracias a Atrapalibros y Andalucía al Día por el cariño y su profesionalidad. Toda una experiencia la primera vez que te preguntan por tus relatos y tu...

Presentación de ‘El trigo que cae&...

  Parece que se acerca el día, la tarde y la noche. Parece que todo llega, después de todo. Y parece, además, que encima tengo la suerte de que me presenten. De tal menester se encargará el grandísimo Carlos Frontera. Y estará, por supuesto, mi Zurdo preferido, al que aprovecho desde aquí para darle las gracias por tanta entrega cuando yo no era más que una equis al final...

Todos tenemos un pasado

Todos tenemos un pasado
Mi padre me manda esta foto y yo pienso que todos tenemos un pasado. Yo, además del pasado, tuve un pelo pantojero, de los que llegaban por la cintura y que nunca quería cortar. No me bastó. Luego, creo que en sexto de EGB, mientras mis compañeras cantaban y se contoneaban al ritmo de Bananarama (I’m your Venus, I’m your fire at your desire), yo hice un playback de la...