content top

Cuarenta minutos

Cuarenta minutos
Después de años retrasando la visita al oftalmólogo, me decidí finalmente. Hace casi 13 años que me operé de miopía y que dejé de escudriñar entornando los ojos para ver de lejos, al tiempo que descubría un nuevo mundo con límites definidos. Desde hace 13 años saludo a quien quiero saludar y no a todo el mundo, como solía hacer cuando me olvidaba las gafas, para no...

(Des) conectados

(Des) conectados
Después del “eres más bonita que una comadreja” y de que no me saliera ni un ejercicio del examen que tengo en dos semanas, he decidido salir a correr. Cuando salgo a correr, me gusta escuchar música. Hace unas semanas -tras la muerte de mis auriculares- cometí el error de ir a comprarme unos inalámbricos con mi hijo. Y ocurrió lo inevitable, claro. Que el entusiasmo,...

Nada

Nada
Las vacaciones no duran nada. Apenas un respiro. Por eso apenas estamos volviendo ya estamos haciendo planes para la siguiente. Apenas te acostumbras a levantarte sin despertador, a que te duela la espalda (no de horas de oficina, no, sino de alguna hora de sueño más), y al instante regresa de nuevo septiembre, tímido en sus formas, casi por la espalda. Nada dura nada, en...

Lo dijo MONTERROSO

A Eduardo Torres, que me lo contó —Ya está corregido. —¿Ya? —Pero sigue sin funcionar. —Déjame ver. —(…) —Usa de vez en cuando frases breves. —¿Frases breves? ¿Para qué? —Cuando el lector se encuentra con una frase muy breve, la trata como una gran verdad revelada. —Eso es ridículo. —Exacto, Xenia, muy bien. —No, no, quiero decir que eso es ridículo. De...

Serás del tamaño de tus pensamientos

Serás del tamaño de tus pensamientos
Antes de que el tiempo pase y sepulte cualquier recuerdo de enseñanza, me he dado cuenta de que el Camino de Santiago me ha servido sobre todo para valorar los matices. Como siempre me cuesta más escribir sobre frivolidades que sobre seriedades, voy a empezar por aquellas, por las más banales que son las que perezosamente nos moldean. Serás del tamaño de tus...

¿Nadie como tú?

¿Nadie como tú?
Hace unos años, encontrándome en plena mudanza, un conocido compartió en Facebook la foto de una mujer chilena que era idéntica a mí. A las pocas horas comencé la búsqueda de mi doble, de mi Doppelgänger, un tema fascinante que abunda en la literatura fantástica y en el cine. De esto trata de nueva novela de Isaac Rosa. Seis meses después de plantearse en Feliz final...

« Older Entries