content top

Por fin, Cincuentos

Por fin, Cincuentos
Por fin ha llegado a casa Cincuentos, el recopilatorio de historias contadas en 200 palabras de Esta noche te cuento. De todos los objetos contenidos en el sobre, no sabría decir cuál de ellos me ha alegrado más esta mañana de sábado: si el libro con mi relato sobre una separación en gananciales (si quieres leerlo aquí tienes el enlace), la foto que me han regalado para ilustrar...

La vida en familia (II)

La vida en familia (II)
La vida en familia puede resultar agotadora. Tanto, que Valentina reacciona a la firmeza de su madre con mentiras, y a la pasividad de su padre en paro haciéndolo cómplice de otra realidad que le resulta menos opresora. Con la pregunta “¿Qué es una puta, mamá?”, ostensible provocación de una niña de cinco años, se desata la ira de la madre que convierte al padre en carcelero de la otra realidad.

La vida en familia (I)

La vida en familia (I)
La vida en familia puede resultar agotadora. Tanto, que Valentina reacciona a la firmeza de su madre con mentiras, y a la pasividad de su padre en paro haciéndolo cómplice de otra realidad que le resulta menos opresora. Con la pregunta “¿Qué es una puta, mamá?”, ostensible provocación de una niña de cinco años, se desata la ira de la madre que convierte al padre en carcelero de la otra realidad.

Relatos breves 2015

Relatos breves 2015
Esta semana he ido a  La Casa del Libro y allí estaba. Así que si te coge cerca o vas con cierta frecuencia, pide el libro colaborativo y gratuito de Relatos Breves del concurso NAVA- Tagus, que contiene los 35 relatos ganadores del concurso. Encantada de participar con el micro “La Poda” en una publicación con relatos de temática tan variada. También puedes leerlo de...

Viaje literario

Viaje literario
Al leerme en la revista Amateur, me viene a la cabeza esa pregunta que ya me atormentaba de adolescente: ¿para ser escritora es necesario tener una vida tensada al límite? ¿Ser alcohólico, cocainómano, nómada hasta la saciedad, con dramas familiares a tu espalda, viviendo de noche? Ninfómanas, esquizofrénicos, bipolares, adictas a la mezcalina. Suicidas. Maltratadoras de lo...

Gananciales

Gananciales
Cuando exterminamos el amor, procedimos al reparto. Fue sencillo plasmarlo en el acuerdo de divorcio: de la biblioteca elegí los libros en estantes pares. “¡Ay, Teo! Sabes que los números impares nunca me gustaron”, le digo. Con la ropa hubo cierto equívoco, hasta que convenimos realizar la asignación de los cajones sometiéndonos al antojo de los dados. Él se quedó con los...

« Older Entries